blog
blog
Consulta a Begoña Cuenca Alcaine
divorcios contenciosos
Biblioteca de impagados
Artículos de interés
Lo que debes saber
Lo más leido
Añadir a Favoritos
RSS
 

17.10.2012

LOS REQUERIMIENTOS NOTARIALES DE PAGO I

La intimación al moroso puede producirse bien a través de una carta por Conducto Notarial, o a través de un Requerimiento.

La modalidad por carta, tiene un gran valor probatorio ya que si el acreedor interpone posteriormente acciones legales por impago, el moroso no podrá alegar desconocimiento de la deuda y ni que no ha existido previamente una reclamación extrajudicial del acreedor.

Desde el punto de vista del moroso, la Carta Notarial tiene un efecto psicológico importante ya que suele impresionar al moroso recalcitrante, creándole una sensación de inseguridad y duda, que en muchas ocasiones, desemboca en un acuerdo de pago.

Este tipo de instrumentos por vía postal y conducto notarial están regulados en el Reglamento Notarial.

Por tanto, el simple hecho del envío de cartas u otros documentos por correo ordinario, procedimiento telemático, fax o cualquier otro medio idóneo, podrá hacerse constar mediante acta notarial que acredite el contenido. 

Según el medio utilizado, constará igualmente la fecha de su entrega o remisión y en su caso, la expedición del correspondiente resguardo que acredite que se ha enviado, así como la recepción por el Notario del aviso de recibo o del documento o comunicación de la recepción.

El Requerimiento Notarial es un documento efectuado por Notario que manifiesta quien tiene ante su presencia y que ha comparecido en calidad de representante del acreedor y le ha solicitado que comunique personalmente en su domicilio al deudor la petición de que efectúe el pago de lo que debe.

En estos supuestos, el Notario levanta acta del contenido de la reclamación y lo notifica personalmente al deudor.

A través de este procedimiento queda constancia fehaciente de la reclamación al deudor y este no podrá alegar ningún tipo de desconocimiento de su deuda.

Las notificaciones fehacientes son un excelente instrumento legal para poderlos utilizar como prueba en Juicio, reforzando la demanda y evitando que el moroso alegue desconocimiento de la deuda.

El Reglamento Notarial sobre actas de notificación y requerimiento nos dice que estas últimas tienen por objeto transmitir a una persona una información del que solicita la intervención del Notario.

Las Actas de Requerimiento sirven igualmente para confinar al requerido para que realice una determinada conducta.

El Notario podrá efectuar las notificaciones y los requerimientos enviando al moroso la cédula, copia o carta por correo certificado con acuse de recibo.

Pero también puede darse la situación de que el Notario se persone en el domicilio del deudor o lugar de la notificación, dando a conocer su condición de Fedatario Público y explicando cuál es el objeto de su presencia.

A&A Impagados.

Comentarios (0)